La historia de Quesos Cantó empieza con una pequeña producción artesanal en el año 1975, donde comenzamos a elaborar queso fresco. Pasamos de obtener la leche de los pastores de la zona en cántaros a recogerla en camiones refrigerados, que garantiza que se conserven todas las propiedades de la leche durante el trayecto a la planta de producción, donde más tarde es pasteurizada y transformada en un proceso de elaboración artesanal hecho a mano y sin ningún tipo de conservante.

De esa manera nacen los quesos de Quesos CANTÓ.

Logotipo actual de Quesos Cantó

Hace 42 años que estamos confeccionando todo tipo de formatos de nuestros productos 100% artesanales. La aceptación del producto llevó a la construcción de unas instalaciones que, a los pocos años, se nos quedaron pequeñas, teniendo que construir las instalaciones actuales en Elche.
Todos los días a las 6:00 de la mañana nuestra red de comerciales carga sus vehículos para iniciar las diferentes rutas de servicio en toda la provincia de Alicante.

De esta forma nuestros clientes reciben un queso fresco recién hecho, de forma natural, sin conservantes y con un sabor y textura que nos diferencia del resto de productos que existen en el mercado.